Honduras firma carta de interés para tener acceso a vacuna contra coronavirus

Autoridades de salud de Honduras afirman que el objetivo de la firma es que ese país pueda tener acceso a cualquiera de las vacunas contra COVID-19 que sea aprobada.

VOA
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, firmó una carta de interés con la Alianza para la Vacunación (GAVI), con sede en Suiza, para que el país centroamericano pueda tener acceso a una vacuna contra la COVID-19, informó el martes(21 de julio) la exministra de salud y actual coordinadora para la emergencia en Francisco Morazán, Yolany Batres.

Batres aseguró que el objetivo de la firma es que Honduras sea parte de los países beneficiados con la futura vacuna, que actualmente está en fase de investigación y experimentación.

“Firmar esta carta de interés garantiza que Honduras no quede excluida, como sucedió en el pasado» explicó la funcionaria al hacer referencia a la situación que vivió su país durante la crisis de la gripe H1N1 (gripe porcina), etapa durante la cual y según ella «los países con mayor capacidad económica” fueron los primeros en obtenerla.

De acuerdo con Batres entre otros beneficios que Honduras espera alcanzar con la firma es obtener precios accesibles a la hora de la compra. Además, la funcionaria explicó que el compromiso adquirido también cuenta con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), instituciones que velaran porque Honduras reciba la vacuna llegado el momento.

GAVI, que aglutina a los gobiernos de países en vías de desarrollo, donantes, OMS, UNICEF y Banco Mundial, entre otros organismos; busca mejorar el acceso a las vacunas en los países en vías de desarrollo.

La vacuna

Las primeras buenas noticias se dieron a conocer hace algunos días por parte de científicos de la Universidad de Oxford, Gran Bretaña, quienes anunciaron haber obtenido resultados exitosos con las pruebas de una vacuna para el nuevo coronavirus.

Los científicos han expresado confianza en su capacidad de culminar su tarea con rapidez, lo que está generando esperanzas en todo el mundo de que no haya que esperar hasta el año que viene para la ansiada vacuna.