Eta es una potencial amenaza catastrófica para Nicaragua y toda Centroamérica

El huracán Eta se ha vuelto extremadamente fuerte hasta convertirse en uno de los huracanes de noviembre con mayor intensidad registrados en la cuenca del Atlántico y se espera que traiga vientos devastadores y marejadas ciclónicas a la costa de Nicaragua, así como lluvias inundantes potencialmente catastróficas y mortales que durarán días en gran parte de Centroamérica, informa el sitio The Weather Channel la mañana de este martes.

Eta es la vigésimo octava tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico de 2020, que iguala la temporada de 2005 con la mayor cantidad de tormentas registradas. También es el duodécimo huracán de la temporada, que empata con el segundo mayor número registrado en un año en el Atlántico, agrega dicho sitio.

Costa Rica, efecto indirecto: El huracán ingresará a Nicaragua en el transcurso de la madrugada de este martes; generando un efecto indirecto en Costa Rica a su paso, citó el Instituto Meteorológico Nacional en San José la noche de lunes.
Muy peligroso

Eta es también el quinto huracán de categoría 4 o superior en el Atlántico que ocurre en noviembre. Paloma en 2008 fue el último huracán de categoría 4 de noviembre en el Atlántico. También está subiendo en la lista de los huracanes más intensos de noviembre por la velocidad del viento.