CIDH llama al gobierno de El Salvador reconocer el derecho humano al agua para evitar privatización

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su informe preliminar después de la visita “in loco” que realizó al país, entre el 2 y el 4 de diciembre recién pasados, hizo la invitación al gobierno salvadoreño a inscribir en la normativa el derecho humano al agua.

El grupo parlamentario del FMLN ha llamado a realizar una reforma a la Constitución de la República que reconozca el derecho humano, un paso fundamental para la no privatización del recurso hídrico.

El reclamo del organismo interamericano viene después de intentos por años por parte de la Asamblea Legislativa de aprobar una Ley General de Agua.

No se sabe una postura oficial del presidente Nayib Bukele de cara al derecho humano al agua y frente a la Ley General de Agua que fue presentado por el gobierno de Mauricio Funes a principios de 2010, quien es prófugo de la justicia salvadoreña.

En ese sentido, una de esas casi 50 recomendaciones que ha hecho la CIDH en su informe preliminar es: “Reconocer en el ordenamiento jurídico interno el derecho humano al agua y al saneamiento”.

Recomienda también en su documento: “asegurar que los permisos de uso de agua y los convenios con las empresas sobre dicho recurso no pongan en riesgo la realización efectiva del derecho humano al agua”.

Insiste en “impulsar la negociación de un tratado de cooperación transfronterizo para garantizar prevención, regulación y supervisión de un manejo integral y sustentable de las cuencas compartidas, adoptando como punto central el derecho humano al agua”, según reza una tercera recomendación.